La fibra es importante en la dieta y la mayoría de las personas no comen tanta como debiera.

Además de toma suficiente fibra , también hay que comer suficiente cantidad de los diferentes tipos de fibra.

Esto se debe a que no todos los tipos de fibra funcionan exactamente igual: cada tipo de fibra tiene efectos diferentes en el organismo.

De igual modo que procuras comer de todo para obtener un amplio abanico de nutrientes, una dieta variada también te proporciona suficiente cantidad de los diferentes tipos de fibra.

  •  ¿QUÉ ES LA FIBRA Y CUANTA HAY QUE TOMAR?

La fibra es el componente estructural de los alimentos vegetales, por lo que se encuentra en las verduras, las frutas, las legumbres y los cereales. No hay fibra en las carnes y pescado.

Si no comes tanta fibra como debieras, lo mejor es aumentar la cantidad que consumes gradualmente. La fibra dietética hace que aumente el volumen de las heces y acelera el tránsito intestinal.Se recomienda que los adultos tomen 25 gramos por día.

 

 

  •  LOS DIVERSOS TIPOS DE FIBRA : ¿QUÉ SON Y QUE QUÉ HACEN?

Hay dos grandes tipos de fibra dietética : la fermentable y la no fermentable.

La fibra no se digiere en el tubo digestivo como sucede con otros nutrientes y , por lo tanto, puede acabar si digerir en el intestino .Las bacterias descomponen algunos tipos de fibra en el intestino grueso. Por lo tanto, algunas fibras son fermentables y otras, no fermentables.

  •   LAS FIBRAS FERMENTABLES

Se encuentran en las manzanas, las naranjas, las zanahorias, las patatas, la avena, la cebada y las legumbres.

Te puede interesar:  Que conviene comer antes del ejercicio

Algunas fibras fermentables pueden disolverse en agua y las fibras viscosas pueden aumentar de tamaño.

Cuando estas fibras entran en contacto con el líquido que contiene el estómago, se hinchan y aumentan de tamaño, por lo que pueden mantenernos más saciados durante más tiempo.

Algunas fibras fermentables ralentizan la absorción de glucosa ( azúcar ) del torrente sanguíneo y pueden ayudar a mantener un nivel de azúcar en sangre más equilibrado a lo largo del día.

  •  LAS FIBRAS NO FERMENTABLES

También ayudan a cuidar el sistema digestivo, pero de una manera diferente.

Las fibras no fermentables no se disuelven en agua, en lugar de esto, simplemente absorben el agua del tubo digestivo inferior, lo que hace que la materia fecal se haga más acuosa y voluminosa.

Este tipo de fibra se encuentra en las verduras, el salvado de trigo, de maíz, de arroz, y en la mayoría de los demás cereales integrales.