ERROR 8º AZUCAR OCULTO.

COSTUMBRES

En nuestra cultura es normal tomar un desayuno rico en carbohidratos simples. El pan blanco, los cereales de desayuno, bollería y zumos tienen un índice glucémico alto.

Tu cuerpo te pide todos los días en la mañana de tu vida nutrientes y agua, ¿y que le das? Azúcar o nada… ¡Alarmante!. Después de un ayuno nocturno donde tu organismo ha trabajado en la reparación y construcción de tejidos y funciones diversas, en general por costumbre cultural, sólo le das azúcar y / o carbohidratos simples.

CONSECUENCIAS

Después de un ayuno nocturno donde tu organismo ha trabajado en la reparación y construcción de tejidos y funciones diversas, sólo le das azúcar y / o carbohidratos simples.

Como resultado de un desayuno deficiente comienza el desequilibrio que es afectado por el páncreas, el controlador del azúcar. Mediante la insulina retira el exceso glucémico convirtiéndolo en grasa.

Algunos problemas relacionados con un descontrol glucémico son falta de energía, desórdenes del sueño, dolores de cabeza, problemas digestivos, sobrepeso o incluso todos ellos.

A veces para saciar el hambre conviene mejor una fruta con índice glucémico bajo que cualquier snack o bollería que excederá el IG, convirtiéndose en grasa.

Algunos problemas relacionados con un descontrol glucémico son falta de energía, desórdenes del sueño, dolores de cabeza, problemas digestivos, sobrepeso o incluso todos ellos.

A veces para saciar el hambre conviene mejor una fruta con índice glucémico alto que cualquier snack o bollería que excederá el IG, convirtiéndose en grasa.

El azúcar oculto en muchos de los alimentos envasados es uno de los culpables de nuestros problemas de salud porque sin saberlo ingerimos más cantidad de la debida.

Debemos, en la medida de lo posible, evitar estos alimentos porque nuestro balance nutricional es afectado, además de no tener el valor nutricional por diversas causas (elaboración extrema, edulcorantes, cultivo transgénico…)