CÓMO EVITAR LAS TRAMPAS DIETÉTICAS DE LOS RESTAURANTES

Entre las tentadoras descripciones de la carta, las enormes raciones y la imposibilidad de averiguar cuántas calorías tomas , seguramente haya muchas ocasiones en que te parezca que es mejor comer en casa. Comer fuera de casa es un placer al que , probablemente , no quieras renunciar para siempre. Creo que aprender a leer una carta de restaurante y » comer fuera de manera responsable»son habilidades que merece la pena dominar.

NO TE DESVÍES DE TU PLAN DE COMIDAS HABITUAL

Deberías tener en mente un plan general para lo que sueles incluir en tus comidas y ceñirte a él.Si sueles tomar una combinación de proteínas , verduras y ensalada para la comida del mediodía, busca algo similar en la carta.Y que no se te escape la mirada hacia un bocadillo o un plato de pasta.

CUIDADO CON LOS PLATOS QUE PARECEN MÁS SANOS DE LO QUE SON

Los bocadillos pueden ser saludables si se preparan con carne magra, verduras y pan integral. Pero pueden dispararse de calorías si se añaden queso , mayonesa o miden más de 30 cms. Ojo , también con esas ensaladas que parecen saludables . Una ensalada china de pollo puede superar las 1000 calorías debido a los fideos fritos o al aliño pesado.

NO TE FÍES DE LOS ESPECIALES DEL DÍA.

Es probable que venga el camarero con una descripción del especial del día que te hará la boca agua , ¡así que cuidado! La mayoría de los especiales no se pueden modificar, Lo que significa que no podrás quitarle la salsa o jugo, o pedir que te hagan el pescado a la plancha en vez de frito. Si el especial cumple con nuestros requisitos , ¡genial! Pero ve eligiendo con antelación algo de la carta normal. De esa manera tendrás una alternativa.

NO CAIGAS EN LA TRAMPA DE LOS EXTRAS.

Debes ser firme cuando te ofrezcan más comida de la que quieres, aunque parezca una buena oferta.Cuando el camarero venga y nos oferte una ración extra de patatas fritas por un descuento del X% «piensa para ti mismo: por un descuentillo lo que conseguiré son 500 calorías y 40 gramos de grasa más»

LEE CON ATENCIÓN EL RECUENTO DE CALORÍAS DE LA CARTA

Un estudio reciente ha demostrado que las calorías que ingerimos podrían superar en un 20% a las que indica la carta .Además, el recuento de calorías suele indicar las de cada elemento por separado, no el total de calorías del plato. Así que , al fijarte en las calorías totales del plato, no olvides incluir las calorías de las guarniciones.

POR ÚLTIMO, LAS RACIONES DE LOS RESTAURANTES SUELEN SER ENORMES.

Comparte plato principal con las personas que te acompañan y pide una guarnición extra de verduras.También puedes pedir que te pongan para llevar lo que sobra cuando te hayas comido la ración . A los restaurantes les conviene añadir un montón de extras, pero a ti no.