COMES DEMASIADO SIN DARTE CUENTA?

Para hacer un seguimiento de la ingesta diaria de las calorías y de los micro y macronutrientes, la clave es saber exactamente lo que comemos cada día. Sin embargo muchas personas ignoran que no es lo mismo porción que ración. Es posible que ingieran mucho más de lo que creen , sin siquiera saberlo.

Una porción es la comida que nos servimos, aunque en la mayoría de los casos es muy superior al tamaño de un ración indicada en los envases de los alimentos o en las recomendaciones de las autoridades públicas.

Por ejemplo, si miramos la ración oficial de una magdalena de 30 g. equivalente a un par de bocados. Sin embargo, si compramos una magdalena para llevar seguramente será cuatro veces mayor que la ración recomendada. Por tanto las calorías indicadas para este alimento podrían ser un 75% inferiores a las que realmente comeremos. ¡ Una diferencia considerable !

De modo similar, la mayoría de las personas nos servimos al menos tres veces más cantidad de pasta que la ración recomendada, ya que dicha ración sería tan pequeña que nos parecería sólo una tapita para acompañar la comida.

Se recomienda que cuando miremos un envase que indique el tamaño de la ración , hay que saber exactamente lo que comemos. Consumir cuatro o cinco raciones en una sola porción afecta considerablemente a la ingesta de calorías. Y también puede afectar a los objetivos marcados.

Por eso debe ingerirse aperitivos saludables bajos en calorías como barritas de proteínas o frutos secos en raciones de 30 g aproximadamente como almendras , anacardos o pistachos , los menos calóricos ( 180 aprox). También hay otros aperitivos saciantes como las frutas de bajo índice glucémico como ciruelas, cerezas, melocotón , albaricoques , manzanas o peras también bajas en calorías.
Tus elecciones y tus hábitos pueden mejorarse día a día, ¡no desistas!